El presidente de la Comisión de Fomento de Speluzzi hizo un repaso de cómo se vive la cuarentena. «Acá no hemos tenido problemas, a la gente se la asiste siempre», indicó.
En la localidad de Speluzzi, la cuarentena obligatoria por la pandemia de Coronavirus se vive con gran responsabilidad. Los comercios funcionan respetando los horarios, la gente se cuida de salir solo lo necesario y se continúa con la asistencia económica a las familias más vulnerables.
En diálogo con infopico.com, el presidente de la Comisión de Fomento de Speluzzi, Luis Fredes aseguró que “los habitantes de Speluzzi han sabido interpretar lo que es la cuarentena. Al principio los primeros días tuvimos algunos ‘problemitas’ con algunos pero se solucionaron enseguida. Los comercios respetaron sus horarios, sigue habiendo el mismo horario de 7 a 18 horas”.
Respecto a la actividad comercial, Fredes contó que “uno de los comerciantes me preguntaba si se iba a extender el horario y le dije que no, que es para los supermercados. Luego estamos tratando de ayudar a la gente menos pudiente, hay gente que a lo mejor no tiene auto como para ir hasta General Pico y por ahí compra algo acá en el pueblo”.
Del mismo modo, el presidente de la Comisión de Fomento agregó que “la semana pasada se repartieron quince bolsas con bastante mercadería y ahora la semana que viene vamos a volver a repartir y después veremos cuando termine la cuarentena veremos que es lo que pasa”.
Por otro lado, Fredes resaltó que “Speluzzi es una localidad pequeña, no hemos tenido problemas. Hemos tratado de asistir a la gente que tenía las changas y hoy no lo pueden hacer, creo que estamos bien en ese sentido. Hay que ver que pasa después del 13 de abril. A la gente se la asiste siempre”.

Aparición de mosquitos
A su vez, explicó que “en este momento el comedor escolar está cerrado. Tratamos de cuidar a los empleados, de cualquier manera nosotros estamos haciendo el servicio desde que empezó la cuarentena de levantar la basura y yo decidí parte de la semana pasada y de esta semana de cortar el pasto por el gran tema que tuvieron todos de los mosquitos”.
Por ese lado, expresó que “tratamos de que los espacios públicos como la Plaza, la Avenida, el Ayelén, la cancha de fútbol y la de rugby tengan el pasto corto. Ahora que refrescó un poco el tiempo va a mejorar el tema de los mosquitos, pero a su vez va a empeorar por lo del Coronavirus que con el frío se puede reproducir más”.

Inundaciones
Durante la teleconferencia con el Gobernador de La Pampa “ya le adelanté el tema de las inundaciones. Nosotros tenemos acumulado en lo que va del año 400 milímetros. Le expliqué al gobernador que si esto sigue así vamos a estar complicados. Vamos a entrar en un invierno con muy pocas horas de sol. Están los canales que quedan con agua, la altura de las napas es otra complicación que podemos llegar a tener en la zona norte” puntualizó.

Obras
Respecto a las obras en la localidad, Fredes aseguró que “tengo cinco casas listas para inaugurar del plan ‘Mi Casa’, nos faltaría, que se va a atrasar un poco ahora, el tema del gas con Camuzzi. Esto es otro tema. Después hay que ver. Creo que se avecinan tiempos económicos bastante complicados tanto para Nación, la Provincia y por ende nosotros. Tendría que estar firmando el convenio por cuatro casas más, pero ahora con todo esto vamos a tener que esperar un poquito a ver qué pasa”.

Asimismo, sostuvo que “con dinero de la Provincia se han limpiado todos los canales. La bomba del pueblo funcionando como funciona desagota todo en tres horas. El problema es que la bomba es chica y no tiene capacidad. Cuando mencioné el problema de las inundaciones el Gobernador me dijo que iba a mandar al personal de APA para ver que se puede hacer. Sería bueno hacer una obra que nos ayude a escurrir el agua del pueblo. De cualquier manera Speluzzi está destinado a bombear, no hay manera que se pueda sacar el agua por desnivel”.

En otro sentido, Fredes señaló que “estaría haciendo falta un sistema de bombeo como tiene Vértiz automatizado, nosotros a eso lo tenemos pero es una bomba chica. Necesitaríamos otra mucho más grande. En plenas inundaciones tuvimos que bombear con dos bombas. Dios quiera que no las tengamos que usar, pero ya es otro problema que se avecina a corto plazo”.

Finalmente, terminó aclarando que “acá el problema es que toda la zona norte es más alta. La avenida hace la división del pueblo y de ahí hacia el sur es mucho más bajo. Pero bueno, hay que estar. Hay que estar en la trinchera como dijo el gobernador. Los intendendes estamos en la trinchera permanentemente”.